¿CÓMO SER LÍDER EN TIEMPOS DE CRISIS?

Antes de estos procesos de crisis ya se sentían en el ambiente las necesidades de una nueva corriente en lo referido al liderazgo en las empresas, las instituciones y organizaciones en general.Los antiguos paradigmas y estilos autoritarios y rígidos de liderazgo daban cabida a los nuevos requerimientos sociales de colaboratividad, participación, inclusión y bienestar colectivo.En este sentido y más en los tiempos actuales de crisis, es necesario reconocer cuáles son los factores del liderazgo que más debemos tomar en cuenta a la hora de enfrentar situaciones en las cuales se pone en peligro la proyección de la misión y la visión sobre la planificación estratégica cuyas acciones deben ser flexibilizadas y ajustadas a las nuevas realidades con proactividad.

Quisimos elegir seis de las principales características de un buen líder en tiempos de crisis. Sería interesante que pudieras utilizarlo para hacer un breve checklist de tus habilidades para poder encontrar aquellas que debes fortalecer.

  1. Trabajo colaborativo

Hoy en día todos los colaboradores de una organización de una u otra forma dan lo mayor de si para cumplir su rol dentro de sus posibilidades. Sin embargo, podrán llegar tan alto mejorando sus habilidades en la medida en que sus líderes los desafíen a ir por más.

En este sentido, la principal función de sus líderes no es entregarles más y más trabajo sin un sentido y por que así debe ser, sino llevarlos a construir de manera conjunta, soluciones a los problemas emergentes de tal forma que en dicho proceso de construcción puedan nutrirse de sus conocimientos unos a otros. De esta forma el trabajo colaborativo toma sentido ya que aparte de dar solución al problema, el colaborador aprende una nueva herramienta, un nuevo conocimiento o desarrolla una nueva habilidad de la mano de sus compañeros y colegas que ya lo habían adquirido con anterioridad. ¿Te das cuenta de la diferencia con el trabajo en equipo? El trabajo colaborativo es un peldaño más elevado además para la cocreación de ambientes de trabajo efectivos, eficientes y de alto desempeño.

  1. Entrega certezas

Los mayores grados de ansiedad se producen cuando el cerebro inconsciente del ser humano se enfrenta a la incertidumbre del futuro. No saber que es lo que va a pasar o para dónde se dirigen, es lo peor que puede sucederles a los colaboradores. Frente a esto, darles luces de lo que viene, a pesar de los vertiginosos cambios ya sean a nivel social o de protección de la salud es un aliciente para su bienestar. Entrega cronogramas de trabajo, delega de forma efectiva, entrega tablas de las reuniones y por sobre todo reconocer los beneficios que tiene para tu organización contar con su valiosa presencia, es una de las principales características de un buen liderazgo en tiempos de crisis. Mostrar como SI podemos enfrentar los problemas y entregarles herramientas para poder hacerlo a través de la capacitación en habilidades blandas.

  1. Crea más líderes y no más seguidores

Un error cargado de ego es el querer que las demás personas en tu organización saben menos que tu o la experiencia que tienes es símbolo de que todos deben estar a tu espalda. Hoy en día un líder respetado es quien levanta más liderazgos a su alrededor, con una jerarquía convertida en redarquía, una red interconectada en donde todos aportan desde su talento, desde su expertiz y sus motivaciones. No despertar estos fuegos internos en los colaboradores significaría que estos podrían mantenerse en un letargo que tarde o temprano los llevará a cambiarse de institución hacia alguna que pueda potenciar y valorar su ser. ¿Qué hacer entonces? Comenzar a partir del trabajo colaborativo a INVOLUCRAR a todos tus colaboradores de manera tal en que se le pueda dar la oportunidad de liderar proyectos, programas, planes, eventos, capacitaciones, trabajos y situaciones en donde puedan dar rienda suelta a su creatividad, pasión y fortalecer aún más sus fortalezas.

  1. Organiza y delega

Si bien es cierto que no hay ninguna forma de que supiéramos todo lo que iba a suceder a nivel mundial si hay algo que debiese ser inherente a las competencias de todo líder. Nos referimos a su capacidad de saber planificar a partir de la diferenciación entre lo urgente y lo importante. Una vez teniendo la planificación socializada, es importante que puedas delegar de manera efectiva. Solo quien sabe delegar podrá encontrar los resultados que espera. ¿Puede un líder corregir en el camino? Sería lo ideal pero siempre sobre la base de una dirección en la cual ya fue encaminado lo que se ha delegado ¿Te preguntarás a qué me refiero? Cada vez que hago capacitaciones de liderazgo dejo esta inquietud para que los jefes de área, gerentes, directores o líderes de todo tipo tomen en cuenta que jamás pueden corregir si no han mentorizado ni dado orientaciones que puedan entregar una inducción a quien se le ha encomendado un trabajo. ¿Por dónde empezar? Socializando, construyendo, reconstruyendo y revisando continuamente el perfil del funcionario desde el qué, el cómo, el porqué y para qué. De lo contrario, ¿Bajo qué documento podrías hacer una crítica constructiva?

  1. Reconoce los logros de tus colaboradores

Muchos de tus colaboradores son como loros enjaulados. La vida les ha cortado cierta parte de sus alas para volar. Por mucho que le abras la jaula y es muestres el paisaje no querrán salir por que no saben que pueden ser más de lo que ya son hoy en día. En este sentido, y como una buena estrategia, está la de trabajar su sistema psicológico dentro de lo más profundo que son sus creencias.

El ser humano no hará más de lo que CREE que puede hacer. Sobre este enunciado lo que podemos hacer como líderes es entregarles pequeñas tareas par que su subconciente logre convencerse de que puede más. No me refiero a la productividad, me refiero a encontrar la forma de hacer que un colaborador pueda acceder a SER más de lo que es, especialmente que pueda reconocer que dentro de si, hay un líder que puede despertar, un ser creativo, propositivo y proactivo. Parte de un todo en donde puede florecer y avanzar más allá de donde él mismo piensa. Para poder guiarles hacia ese camino de la mejora humana es imprescindible el reconocimiento de sus pequeños logros para que pueda atreverse a ir tras otros de mayor envergadura.

  1. Construye relaciones efectivas

Un colaborador necesita además de todo lo anterior, un trato afectivo en el sentido de la preocupación por tu parte hacia él como ser humano, como un padre o madre de familia, un ser con gustos, aflicciones, hobbies e inquietudes. Es posible que quizás tu no tengas el tiempo de andar por la vida conversando ampliamente con cada uno, pero si tienes una secretaria que te puede ayudar a recordar esos momentos especiales, sus fechas conmemorativas y sus problemáticas frente a las cuales, con un simple mensaje de whtasapp puedes desbloquear esa gran muralla que muchas veces separa a empleados de sus jefaturas.

Es tu momento de comenzar a estrechar lazos y disminuir la brecha ya que, “así como tu trates a tus colaboradores en pandemia, así te van a tratar una vez que volvamos a la nueva normalidad”

¿Quieres escuchar estos y más consejos? Revisa el webinar preparado junto con Cristina Ocaranza, Psicóloga Mexicana, al final de este artículo. Te dejo esta invitación, con afecto.

 Roberto Antonio Farías Bahamondes ®

Coach / Escritor / Conferencista / Docente / Consultor

Coach Master Company Spa.

“Especialistas en habilidades blandas aplicadas a la educación, crecimiento personal, desarrollo organizacional y emprendimientos»

 

COMO SER LÍDER EN TIEMPOS DE CRISIS

Webinar entrevista a Cristina García Ocaranza desde México con Roberto Farías Bahamondes desde Chile

Posted by Enseña, Conecta y Aprende on Tuesday, August 25, 2020

Artículos Recientes

Ir arriba

suscríbete

Registra tus datos y se el primero en enterarte de nuestros articulos, lanzamiento de nuestros cursos online, publicación de nuestros libros y accede a cupones de descuentos.

¡Regístrate y accede a un mundo de beneficios!