¿CÓMO PODEMOS CONTRARRESTAR EL BULLYNG ESCOLAR?

¿Quién no ha visto a Bart Simpson siendo hostigado por Nelson en la afamada serie de la cadena Fox? Así como en gran cantidad de capítulos se ve repetida esta situación, a nivel de educación formal son cientos y miles los casos de abuso, hostigamiento y bullyng escolar a través de la humillación, intimidación, sarcasmo, burla, maltrato psicológico, verbal, físico o digital.

¿Cómo dejar de aceptarlo como algo normal, reconocerlo y volverlo algo fácil de contrarrestar? En primer lugar, al igual que como lo hago en mis clases y charlas para profesionales, estudiantes y apoderados en establecimientos educacionales, te mostraré las principales causas:

Causa 1. Falta de empatía y sensibilidad de parte del bully (causante, matón o agresor).

Causa 2. Exceso de maltrato en el hogar del bully, lo cual lo lleva a  repetir la conducta en el colegio.

Causa 3. Falta de capacitación en educación emocional y habilidades blandas para que los docentes ayuden a sus estudiantes a poder contrarrestarlo.

Causa 4. Gregarismo desmedido.

Cada causa tiene muchas consecuencias, lo importante para fines de este artículo, son las soluciones. He aquí algunas:

– La primera causal de falta de empatía y sensibilidad por parte del agresor se debiese contrarrestar con orientaciones claras por parte del establecimiento educacional. Ya sea en charlas de sensibilización del tema, así como en jornadas de orientación en las que se puedan conocer, practicar para luego aplicar estrategias como la siguiente:  https://www.youtube.com/watch?v=eWhwnqMtvJY

Este video te da las pautas de como ser fuerte emocionalmente para ganar el juego del bullyng, desmarcándote de la situación y desarmando al agresor con un lenguaje absolutamente contrario, de forma tal, que el atacante sienta que está fuera de su área de juego y se retire.

-La segunda causa, es la violencia y desapego en la crianza a nivel familiar. Esto debe tratar con mucha precaución a nivel de formación y escuela para padres, sin embargo, si tu, quien lee este artículo, eres un joven que ha crecido lamentablemente con poca orientación en el hogar, te enseñaré a desmarcarte de tu destino con una pequeña historia que cuento en mis talleres de emprendimiento:

Dos hermanos gemelos, uno alcohólico a los 30 años y otro empresario millonario. Le preguntan al primero ¿Por qué eres alcohólico? A lo cual respondió: Por que mi padre lo fue y durante gran parte de mi vida crecí viendo ese ejemplo.

Le preguntan lo mismo al segundo hermano ¿Por qué eres empresario millonario? A lo cual responde: Por que mi padre fue alcohólico y durante gran parte de mi vida, crecí viendo ese ejemplo.

 ¿Qué es lo que hace que uno tome el mismo camino de su padre y el otro tome el camino contrario? Fácil, el empoderamiento. El saber que siempre tienes la opción de elegir lo que eres y haces en tu vida ya que tu puedes optar si aprendes por similitud o por contraste, es decir, o copias un patrón de comportamiento o haces absolutamente lo contrario para alcanzar tus metas. Lo mismo a nivel escolar, si tu formación en el hogar no estuvo cargada de amor, cariño y comprensión, tu puedes elegir no replicar la situación en tu establecimiento escolar. Tu tienes el poder, tu tienes la solución, tu eres capaz de todo.

– Respecto a la tercera causa, a nivel de establecimiento es necesario realizar talleres a los apoderados, profesores y asistentes de la educación, en los cuales se concienticen de los altos índices de vulnerabilidad al que están expuestos los estudiantes, mostrándoles abiertamente algunos casos en los que la situación de los afectados ha pasado por la tristeza, la soledad, los nervios, la exclusión, la depresión, llegado hasta el suicidio, lamentablemente sin que los padres y docentes puedan darse cuenta de las señales que su hijo o hija gritó en silencio.

A nivel escolar, una forma de contrarrestarlo y no guardarlo en el silencio es preparar a los estudiantes que están siendo víctimas y sometidos a seguir los siguientes pasos.

  1. Ignorar al agresor.
  2. No llorar ni enfadarse delante de él.
  3. Responder con tranquilidad y firmeza.
  4. Ironizar, tratar con humor la situación.
  5. Alejarse del grupo agresor.
  6. Plantear al problema a algún adulto.
  7. En caso de que no tenga la valentía de hacerlo, escribir una carta a algún adulto.
  8. Planteárselo a un amigo.

– Finalmente, la cuarta causa es el gregarismo. Es la necesidad de reconocernos parte de un grupo, a partir del miedo a la soledad, al desapego y al no pertenecer. Todos estos miedos naturales, inconscientes y hasta cavernícolas, pueden ser trascendidos en la medida en que los cursos dentro de un establecimiento entiendan que todos somos uno, que no es necesario separarnos y levantar murallas a partir de las diferencias sino unirnos a partir de nuestra fragilidad de ser humanos en formación, con errores, aciertos, virtudes, talentos, dones y habilidades complementarias.

Una estrategia que compartí en mi Facebook perteneciente a la agrupación Chileniños nos muestra como en los baños de un establecimiento se pusieron textos en pegatinas para ser leídos cada día. Créanme que el inconsciente, por repetición aprende y luego pone en práctica con acciones concretas.

Algunos ejemplos de dichas pegatinas:

“Si se burlan de un compañero, no me río”

“Cuando jugamos no dejamos a nadie afuera”

“Acércate a quien está solo”

“Si veo a alguien triste en mi sala, le pregunto qué le pasa”

“Si hago una broma desubicada, pido disculpas”

Todo en eso en contexto se vería más o menos así:

https://www.facebook.com/CoachMaster2019/posts/2277127545926772?comment_id=2277160105923516&notif_id=1585011250517390&notif_t=feed_comment

Podría estar horas y horas escribiendo un sinfín de estrategias para poder apoyarte en circunstancias de bullyng, sin embargo, una vez que las clases vuelvan a la normalidad, post Coronavirus, deberás enfrentarte a estas pequeñas tribus al interior de la sala, pero esta vez ya sabes algo nuevo, sabes como enfrentarlo. Ahora dejo en tus manos la invitación a superarte. Es tu turno, después de haber conocido algunas herramientas,  debes practicar, practicar, practicar y practicar para luego, en una situación en la que te sientas vulnerado o vulnerada, puedas y sepas como enfrentarlo, aplicando lo aprendido.

Te dejo esta invitación y te deseo el mayor de los éxitos, con afecto.

 Roberto Antonio Farías Bahamondes ®

Coach / Escritor / Conferencista / Docente / Consultor

Coach Master Company

“Especialistas en habilidades blandas aplicadas a la educación”

Artículos Recientes

Ir arriba

suscríbete

Registra tus datos y se el primero en enterarte de nuestros articulos, lanzamiento de nuestros cursos online, publicación de nuestros libros y accede a cupones de descuentos.

¡Regístrate y accede a un mundo de beneficios!