¿CÓMO MANTENERSE MOTIVADO EN PANDEMIA?

Una mirada crítica y amorosa.

“Tiempos sin precedentes requieren una fortaleza sin precedentes”

Cuando hablamos de motivación, nos referimos a tener  un motivo para la acción. Dicho motivo puede obedecer a situaciones tan diversas como seres humanos existen.

La motivación puede ser externa o interna, la interna es la alineación que se puede realizar con un proceso de coaching o con mucho descubrimiento y crecimiento personal. Dicha motivación interna alinea tus creencias con tus valores, tu pensar, tu sentir y tu actuar, teniendo una duración de largo plazo si la acompañas de una pasión y energía que alimenten continuamente la llama. La segunda, la motivación externa, aunque a veces muy efectiva durará lo que dura el efecto de un antitranspirante.

¿Cómo me mantengo motivado en tiempos de crisis?

Una vez que estés motivado y comiences a actuar, aparecerán un sinfín de situaciones que te intentarán detener, adversidades de la vida que te empujarán hacia abajo y hacia atrás. Sin embargo, una persona realmente motivada avanzará sea cual sea la embergadura del desafío que se interponga en su camino.

Debes aceptar el momento, vivir el duelo de tu pasado, limpiarte las lágrimas y salir adelante con más energías. Para lograr mantenerse en un estado de motivación constante te sugiero los siguientes puntos:

  1. En época de pandemia tu mente se encuentra en estado de alerta a nivel orgánico y socioemocionalmente tus pensamientos y sentimientos están en estado de emergencia. Sin embargo, esto lo puedes trascender ocupando tus energías en poner atención a lo que si puedes hacer en confinamiento, actuando en consecuencia de mantenerte ocupado en alguna actividad que te sea placentera y a la vez fructífera para los demás.
  2. Debes enfocarte en la vereda de la abundancia y fluidez. Una persona que se ubica en la vereda de la abundancia sabe que hay y habrá, por ende, no acumula ni guarda, sino que comparte sus posesiones. El dinero es una herramienta de prosperidad y como tal, si estás en la posición de ventaja respecto a esta herramienta, hazla fluir, circular para que de esa forma puedas ser un aporte a quienes no tienen los beneficios que tu tienes actualmente. Dona lo que más puedas.
  3. Aplicar estrategias de pensamiento positivo para ver lo mejor que está sucediendo en todo aspecto. Dedicarse a ver y valorar lo positivo de lo que otros están construyendo, no hay manuales de Pandemia para googlear. Todos están haciendo lo mejor que pueden. Si vas a abrir tu boca que sea para sugerir, mejorar, reconocer y valorar lo que otro hace. Si solo te dedicas a criticar solo estás dejando en evidencia tus vacíos existenciales. Salte de la tribuna, guarda tu paquete de cabritas y si no eres alguien que está en la primera línea de la salud, ponte a pensar cómo puedes dar el extra en todo lo que haces para despertar a quienes están cobijados en su trinchera con aire acondicionado. Si no somos parte de la solución, estaremos todos siendo parte del problema una vez que volvamos a la normalidad con una economía por el suelo. Despierta y despierta a los demás.
  4. Ubicarte en la zona de influencia hará que puedas estar atento para ser empático. Enfocarte en las necesidades de las personas a las cuales puedes ayudar, te hará menos indolente para intentar ser parte de la solución. Motivarte por entregar un apoyo te hará reconocerte como una persona capaz de influir y aportar positivamente en la vida de los demás y por ende, valorable.
  5. Renuncia al control, acepta que no controlas todo. Estamos en esta y debemos bailar al ritmo de la canción. Pero ten fe, creencia inamovible de que todo pasará, de que falta menos para que todo este virus tenga su fin, por ahora, seguir las indicaciones de cuidado debiese ser tu principal motivación.
  6. Salte del rol de víctima, reconoce tus emociones y luego toma acción para poder gerenciarlas. Con tan solo preguntarle a San Youtube, tus problemas desaparecerán si tomas atención a los excelentes tutoriales como los de Tuti Furlán. https://www.youtube.com/channel/UC5aHdUuSsRfRWER7c9WpqMA
  7. La incertidumbre, la negación, la ansiedad, el stress te lleva hacia el miedo y el miedo baja tus defensas. Acepta la situación actual y busca lo positivo de estar en familia. Momento preciso para proyectarse y aprender en conjunto un sinfín de habilidades para contar después.
  8. Aprende nuevas tecnologías de la comunicación. No esperes solo a reunirte vía Zoom o Meet cuando te cite tu jefe. Invita a tus amigos y amigas y comparte una tarde de viernes con un juguito. No olvides que somos seres emocionales que racionalizamos y frente a eso, dejar de agruparte es antinatural para tu cerebro y tu corazón. Motívate a ser quien lidere dichas juntas.
  9. Donde está tu atención está tu energía, donde está tu energía, en eso te conviertes. Deja la indolencia y enfócate en ayudar, no es momento de competir sino de ayudar y sumar pero también preocuparse del autocuidado: Canta Karaoke, baila, juega con tus hijos, comparte fotografías antiguas, haz locuras con ellos, llama a tus familiares y regálales un momento en el cual puedan recordar cómo lo pasaban juntos así como planificar qué harán cuando todo acabe. Evita caer en análisis de la realidad que solo causan más miedos.
  10. Lo más importante. Apaga los noticieros por razones obvias.

Si quieres observar este artículo en su versión en video pincha aquí: https://www.facebook.com/Ensenaconectayaprende/videos/556772958362263

Te dejo esta invitación y te deseo el mayor de los éxitos, con afecto.

 Roberto Antonio Farías Bahamondes ®

Coach / Escritor / Conferencista / Docente / Consultor

Coach Master Company Spa.

“Especialistas en habilidades blandas aplicadas a la educación, crecimiento personal, desarrollo organizacional y emprendimiento»

Artículos Recientes

Ir arriba

suscríbete

Registra tus datos y se el primero en enterarte de nuestros articulos, lanzamiento de nuestros cursos online, publicación de nuestros libros y accede a cupones de descuentos.

¡Regístrate y accede a un mundo de beneficios!